La apostasía evangélica

apostasia evangelica

La apostasía evangélica

La apostasía evangélica es el abandono de la Fe por parte de los creyentes.

Personas que un día aceptaron a Jesús como su Señor y Salvador personal, que creyeron en Él de todo corazón y que se apartaron de las congregaciones, de las iglesias evangélicas por diferentes motivos.

Se quedan en sus casas y algunos llevan a cabo iniciativas personales para intentar vivir su Fe, como puede ser crear una web cristiana, participar en foros evangélicos, reunirse con algunos otros hermanos cristianos…

Otros muchos buscan alguna iglesia evangélica en la cual puedan sentirse integrados, alimentados espiritualmente y que se comporte como la iglesia descrita en la Biblia. No suelen encontrarla y dejan de buscar.

Demasiados de ellos entran en un proceso de enfriamiento de su Fe, ya que apartados de una congregación que sea básicamente bíblica, es lo que suele pasar.

Dejan paulatinamente de orar, leer la Biblia, de compartir con hermanos cristianos de forma personal mientras el cristianismo por medio de internet, las redes sociales y los foros cristianos va tomando su lugar en muchos de ellos.

Todo este proceso de apartarse de congregaciones, dejar de reunirse en la iglesia con los demás hermanos tiene diferentes causas y entre ellas:

La predicación de falsas doctrinas:

Falsas doctrinas de prosperidad.
Otras que hacen énfasis en una parte de la Biblia en detrimento de las demás.
El hablar en lenguas sin que haya intérprete ni tenga las limitaciones que marca la Biblia.
Ministrar en las reuniones de forma desordenada.
Predicar que diezmar es obligatorio (No lo es).

El derroche de los recursos de la iglesia en lujos:

Para predicar el Evangelio no hacen falta aviones privados, mansiones millonarias ni nada parecido.

Hay otras muchas razones por los cuales las personas se apartan de las iglesias cristianas, sin embargo, no todos los motivos están en las congregaciones ya que también existen en muchos cristianos y cristianas, que solo les interesa tomar poder, posición y satisfacer sus propios intereses en las iglesias de forma nada bíblia y cuando son confrontados, pues se apartan y luego se dedican a criticar dicha congregación injustamente.

Ni todas las iglesias evangélicas son malas ni todos los cristianos tampoco. Por sus frutos los conoceréis Mateo 7:15-20, dijo El Señor.

La otra parte de todo esto es que, las personas que aún no creen en Jesucristo y que en su día tienen un mínimo acercamiento al Evangelio, por medio de algún amigo o conocido cristiano, no van a creer en nada.

Pues ellos al ver todo ese panorama de falsos predicadores, de exigencia del diezmo, de manifestaciones espirituales descontroladas y extrañas en algunas reuniones. De pastores, evangelistas, apóstoles que tengan lujos, mansiones, aviones privados y demás cosas no bíblicas, mientras hay tanta necesidad de ayuda social, no querrán ni acercarse al Evangelio de Salvación.

Por causa de todas esas personas que dan mal ejemplo cristiano, es que se apartan también de los verdaderos creyentes, de los que les hablan de Jesucristo y de las iglesias. 2 Pedro 2:1-22.

Definitivamente hay que:

Leer la Biblia y aplicarse lo que dice.
Orar.
Congregarse.
Ser honestos con uno mismo y con Dios.

Hay una sola Doctrina bíblica verdadera, un solo y verdadero Espíritu Santo y un solo y único Señor Jesucristo. En ningún otro hay Salvación.

Acerca de Carmelo 44 Articles
Soy una persona rescatada por el Verdadero Dios -Jesucristo- de la palería, santería, ifa y del espiritismo. Ahora soy pastor evangélico del Ministerio de liberación https://www.iglesiaintercesores.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*